Se agregó correctamente a la Bolsa de compras
Producto

6 hábitos que dañan tu cabello

Si hay algo que absolutamente todas las mujeres queremos es una melena perfecta, que brille por sí misma y tenga ese movimiento exquisitamente natural. ¿La realidad? pocas lo logran, la mayoría creemos invertir tiempo y dinero en ella pero terminamos dañándola y convencidas de que la cabellera perfecta no existe en la vida real.

Lavarse el pelo diario

“Al lavar tu pelo a diario, no permites que los aceites naturales del cuero cabelludo actúen y hagan su trabajo al hidratarlo. No existe en el mercado un aceite que logre nutrir el pelo de la misma forma que el aceite natural. Aunque entiendo que existan personas para las que, por sus actividades cotidianas, sientan la necesidad de lavarlo diario y ahí la clave está en utilizar un buen producto. Un buen acondicionador es fundamental.

 

 

Aplicar el acondicionador desde la raíz

“Es muy importante sólo aplicar el producto de la mitad del pelo hacia las puntas para evitar tapar el folículo. Esto puede producir exceso de grasa, incluso irritaciones y picor”.

 

Cepillarte con el pelo mojado y secarlo agresivamente

“Si tienes en cuenta que cuando el pelo está mojado es su momento más vulnerable, ya ganaste la batalla. El momento en que está más frágil es después de bañarnos y la mayoría lo cepilla inmediatamente y lo seca agresivamente con la toalla, provocando que se quiebre y se abran las puntas. Debes de tomar en cuenta que el mejor momento para desenredarlo es dentro de la regadera, con producto y mucha delicadeza. Y que la mejor forma de secarlo es abrazarlo delicadamente con la toalla, nunca frotarlo”.

 

Dejar un poco de producto en el pelo

“Muchas veces piensan que dejando un poco de acondicionador, éste va a seguir funcionando y ese es un gran error. Fue diseñado para enjuagarse al 100%, no se puede quedar nada de producto. Hay productos diseñados para no enjuagarse, como la crema para peinar de Pantene que seguirá actuando durante todo el día”.

 

 

Bañarse con agua caliente

“El agua caliente estimula la grasa en el cuero cabelludo. Lo ideal es bañarse con agua tibia y finalizar con un chapuzón de agua fría para sellar los folículos por completo”.

 

Ser esclava de la cola de caballo

“No digo que debas traer el pelo suelto todo el tiempo pero creo que todas las mujeres deberían de prescindir de las ligas. El problema no es recogerte el pelo, es el tiempo que lo mantienes así; estimula el quiebre y daña en exceso la zona. La mejor forma de hacerte una cola de caballo es con tu propio pelo y un par de pasadores”.

 

Espero que estos consejos te sean útiles, sigue atenta a nuestras rrss, pronto subiremos más.